El DT de Boca habló luego de la derrota por 3-0 de Boca ante Athlético Paranaense, por la tercera fecha del grupo G de la Copa Libertadores 2019. Analizó el encuentro y dijo que el equipo se plantó bien en la cancha.

El partido del Xeneize:

“Es una derrota dura porque no estamos acostumbrados a perder, y más todavía porque es una derrota en Copa Libertadores. Acá hay detalles que definen el destino de un partido y lo vuelcan para un lado u otro. El equipo hizo un buen partido en el primer tiempo y por detalles ellos marcaron la diferencia”.

¿Cómo estuvo el equipo de Gustavo?

El equipo estuvo bien plantado, con movilidad, sabiendo que enfrente había un equipo con capacidad individual y actitudes, con velocidad por afuera y con los movimientos de Marco Ruben. La picardía es que el primer gol rival vino de un saque lateral nuestro y después de tener chances nosotros. En el segundo tiempo también: cuando estábamos presionando y generando situaciones, perdemos una pelota en la zona de gestación, quedamos abiertos y de contra nos convirtieron el segundo. Ahí se nos hizo cuesta arriba y el tercer gol estuvo fuera de contexto. Sabíamos que eso podía pasar porque nos iba a evidenciar lo que teníamos y lo que nos falta”.

Lo que sigue:

“Los resultados positivos no me cambiaban el pensamiento. Si queremos lograr la clasificación, nos debe servir para aprender. La fase de grupo te da margen de error, podés tener uno, después te obliga a activarlo. Hoy lo tuvimos y ahora tenemos que conseguir los resultados en los tres partidos que faltan”.